¿Cómo liberar patrones emocionales que nos angustian? Descubre “El aceite de la alegría”.

image

“La unción y el perfume alegran el corazón”, pues durante tiempos bíblicos los ungüentos y perfumes estaban hechos de aceites aromáticos extraídos de las plantas o compuestos a partir de ellas. – Proverbios 27:9

Como este encontramos varios pasajes de la Biblia que se refieren a los aceites de la unción como portadores de alegría, felicidad y regocijo. Nos estaban sugiriendo que una sustancia fisica como un aceite guarda relación con los estados de ánimo. ¿Sabías que hay una explicación científica para esto?

Los “aceites de la alegría o de la felicidad” a los que se hace referencia en las Sagradas Escrituras eran todos aceites esenciales o aceites vegetales que contenían aceites esenciales como el olibano, la mirra, el sándalo, la casia o el nardo, que poseen propiedades capaces de cambiar estados de ánimo de forma positiva y edificante.  De hecho, todos los aceites esenciales provocan un impacto emocional.

Todo esto tiene que ver con la manera en que nuestra nariz está conectada al cerebro. Los sentidos de la vista, el gusto, el oído  y el tacto están conectados a la parte racional de nuestra corteza cerebral, es decir, puedes ponerte sentimental después de ver, saborear, oír o tocar algo, pero estos sentidos no estimulan directamente nuestras emociones.

Con la nariz ocurre algo distinto. Está conectada al cerebro en el sentido contrario a los otros cuatro sentidos. El olfato estimula primero la emoción y después pasa al cerebro racional. Los nervios Olfativos a están directamente conectados con el centro del cerebro, que es el lugar donde se regulan nuestras  emociones. Esta parte del cerebro es el sistema lim ido, que involucra a varios órganos, entre ellos la glándula pineal y la pituitaria. Podemos llamar a todos esos órganos “cerebro emocional”, que incluye también las glándulas endocrinas, además de la corteza cerebral. Este cerebro emocional funciona tanto eléctrica como químicamente a través de las hormonas. Todos sabemos sobradamente que las hormonas están íntimamente ligadas a nuestras emociones, mientras que el cerebro intelectual no. Este cerebro emocional no responde a las palabras que se leen, se dicen, se oyen o se sienten en el sistema Braille. Responde al olfato.

¿Quieres saber cómo funciona este cerebro emocional?

Imagínate al cerebro central como a un administrativo que archiva y cataloga nuestros recuerdos emocionales. Nuestro cuerpo es el archivo general. Cuando experimentamos una emoción, el cerebro central la archiva en algún lugar del cuerpo, desde el corazón, los intestinos o los pulmones, hasta un músculo o articulación especifico o cualquier órgano, como el hígado o los riñones. Para tener acceso a ese recuerdo, el cerebro emocional (el administrativo) lo tiene que localizar en el fichero y traerlo desde donde se  encuentre almacenado en el cuerpo. Después lo puede enviar a los lóbulos centrales del cerebro, donde podremos recordarlo, visualizarlo y estructurarlo conscientemente.

Almacenamos recuerdos agradables y dolorosos. Las emociones vividas que hemos encarado y aceptado  se almacenan como recuerdos intelectuales. Esas emociones se solucionan y crecemos espiritualmente a través de las experiencias que las traen a nuestra conciencia. Podemos recordar esos sucesos detalladamente pero no nos controlan, no nos provocan dolor ni nos enferman.

En cambio, las emociones que no se afrontan, las que no se aceptan ni se encaran, se almacenan como energía emocional reprimida y quedan a la espera de un momento futuro para poder lidiar con ellas. Esas emociones reprimidas son asuntos no solucionados, lecciones no aprendidas, tareas que todavía no elegimos aceptar. Como están archivadas en nuestro cuerpo en lugares que nuestra mente consciente desconoce, nos recuerdan su existencia mediante el dolor, enfermedades, malestares y  disfunciones tanto a nivel físico como mental, social, emocional y espiritual.

Por esta razón los aceites esenciales son tan valiosos para liberar angustiosos patrones emocionales que repercuten en nuestra salud y nuestro comportamiento los cuales parecemos incapaces de controlar

El aroma de los aceites esenciales toca nuestras emociones de formas inaccesibles para otros medios. Cuando el origen de nuestro malestar o enfermedad es una emoción enquistada, los aceites esenciales pueden ayudar a eliminar esos bloqueos. No profundizaré en este tema dado que es muy extenso, pero te recomiendo un par de libros si te interesa el tema: Como liberar patrones emocionales con aceites esenciales, de la Dra. Carolyn Mein y Las Moléculas de la emoción, de la Dra. Candance Pert.

Los pueblos de la Biblia ya parecían entender esto y difundían la fragancia de varios aceites en los hogares y sinagogas, además de frotarlos por el cuerpo. Entonces no conocían la explicación científica, pero sabían a través de la experiencia, guiados por Dios, que ciertos aromas los hacían sentir más felices, aligeraban su estrés, les brindaban paz y armonía, aclaraban sus pensamientos, elevaban su conciencia espiritual  y los ayudaban en sus oraciones y vida diaria en general.

Existe una combinación de aceites esenciales llamada Joy que contiene una gran cantidad de aceites estimulantes que se utilizaban en tiempos bíblicos. Estos incluyen palo de rosa, jazmín, manzanilla romana y rosa, además de otros que no se utilizaban en aquel tiempo, hasta donde se sabe, como la bergamota, la mandarían, el geranio, el limón, el Ylang Ylang y la palmarosa.

En esta mezcla, el ingrediente de aceite de rosa pertenece a la especie Rosa damascena, una variedad relacionada con las verdaderas rosas de todo el mundo cuya fragancia recomoceriamos e identificaríamos como de rosa. El aceite esencial de esa flor posee la frecuencia electromagnética más alta que cualquier otra sustancia conocida: 320 MHz. Se necesitan entre 3000 y 5000 libras de pétalos de rosa orgánica para producir 1 litro desaceite de rosa, por lo tanto es muy valioso, pero también un poderoso aceite curativo y especialmente estimulante a nivel espiritual

Joy es una mezcla de aceites esenciales que crea un sentimiento de tranquilidad y alegría. Los aceites esenciales que lo componen tienen unos matices florales que levantan el ánimo, elevan las emociones y ayuda a vencer los sentimientos de dolor profundamente arraigados. Es muy alto en sesquiterpenos, aumentando la producción de serotonina natural. La serotonina es la sustancia responsable de nuestro equilibrio emocional y su falta nos conduciría a la depresión.
Se han dado casos de personas con TDAH, autismo y bipolaridad donde se han visto mejoras con el uso de este aceite.  Puede ayudar a calmar la ansiedad, los cambios de humor, la depresión y a subir el ánimo.

Aceites simples que componen esta mezcla

Rosa (Rosa damascena) crea una sensación de equilibrio, armonía y bienestar.
Bergamota (Citrus bergamia) calma las emociones y alivia la tensión. Es refrescante, estimulante y ayuda con la ansiedad y la depresión. Tiene propiedades analgésicas, antisépticas, antiinflamatorias y antibacterianas.
Mandarina (Citrus reticulata) tiene propiedades antidepresivas y antiespasmódicas. Es emocionalmente edificante y ayuda a combatir la irritabilidad.
Yang ylang (Cananga odorata) aumenta la relajación y equilibra las energías masculinas y femeninas. También restaura la confianza y el equilibrio.
Limón (Citrus limon) es estimulante y vigorizador. Tiene propiedades antisépticas. Un estudio de la Universidad de Mie en 1995 documentó la capacidad de las fragancias de los cítricos para combatir la depresión y aumentar la inmunidad.
Geranio (Pelargonium graveolens) ayuda a liberar las memorias negativas. Tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, antidepresivas y sedantes. Su aroma levanta el espíritu y libera las emociones negativas.
Jazmín (Jasminum officinale) emana una fragancia exquisita que revitaliza el espíritu. Tiene propiedades antidepresivas y antiespasmódicas. Es emocionalmente edificante.
Palmarosa (Cymbopogon martinii) da una sensación de seguridad. Tiene propiedades antivirales, antifúngicas, antibacterianas y antisépticas. Ayuda a reducir la tensión nerviosa y la ansiedad.
Manzanilla romana (Chamaemelum nobile) ayuda a liberar la ira y abre los bloqueos mentales. Tiene propiedades antiinflamatorias, antiespasmódicas y antisépticas. Es calmante y relajante y se utiliza para la depresión y el estrés.
Palo de rosa mejora el estado de ánimo y revitaliza el cuerpo y la mente. Trae un nuevo sentido de esperanza y fortaleza emocional a aquellos que están enfrentando situaciones difíciles en sus vidas. Tiene propiedades antivirales, antibacterianas, anti sépticas y antifúngicas.

Aplicación

Coloca una gota de Joy en la palma de tu mano. Frótate las manos hasta que se sientan tibias y colócalas suavemente de forma ahuecada sobre la boca y la nariz, evitando los ojos. Respira larga y profundamente permitiendo que el aroma penetre a través de tus fosas nasales. Cualquier exceso de aceite puedes frotarlo suavemente en tu cabeza o en la ropa. Observa lo que experimentas, lo que te hace sentir

Aplicar unas gotas sobre el corazón, en la parte interior de las muñecas y detrás de las orejas varias veces al día. Cuando se usa como perfume la fragancia que emana proporciona una sensación de alegría, es seductora e inspira al romance.

Cuando se usa en el difusor puede ser refrescante, estimulante y puede ayudar a levantar el ánimo. Aplicar una gota sobre el corazón y en la parte inferior de cada pie puede aliviar los sentimientos de frustración o depresión.

Un estado de alegría estimula el sistema inmunológico y nos protege de muchas enfermedades. Es decir, nuestro estado emocional es un elemento clave para nuestro estado de salud y para la curación de la enfermedad. Una actitud mental positiva también debe ir acompañada de buenos hábitos de vida saludables, pero unas gotitas de este maravilloso aceite de la alegría puede ayudarnos mucho en nuestro propósito .

Un comentario en “¿Cómo liberar patrones emocionales que nos angustian? Descubre “El aceite de la alegría”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s