La oportunidad de mi vida… y de la tuya

image

Desde que era niña he sentido el anhelo de hacer algo realmente importante en la vida, algo por lo que fuera a ser recordada para la posteridad.

A lo largo de mi vida ese anhelo ha ido cobrando diferentes formas acorde a mi estado de conciencia en cada etapa. En la juventud era la ambición de convertirme en una gran ejecutiva y mujer de negocios que iba a cambiar la penuria económica de mi familia. Lo logré, pero no fui feliz en el intento, mi anhelo seguía estando ahí, mi sed no estaba siendo saciada . Cuando descubrí el tremendo vacío interior que me invadía, quise conocer los entresijos de la mente humana y decidí estudiar Psicologia. Entonces me puse a trabajar duro para lograr ser la primera Doctorada Universitaria de la familia y ser así alguien importante. Por suerte o por desgracia, yo creo más en la primera,  la maternidad se interpuso en ese camino. Por su parte, el convertirme en madre me abrió los ojos a algo mucho más grande e Infinitamente  superior: me abrí a la intuición y a la sabiduría infinita.

Jamás pensé que podria reconocer en mi una voz interior que me guiara en el camino, simplemente comenzó a suceder y decidí hacerle caso. La maternidad me había dado los sentimientos más puros e  increíbles que jamás pude imaginar. De repente nada por lo que había estado luchando antes tenía sentido y en ese momento solo quería ser mejor madre, mejor mujer y mejor persona.

Fue Entonces cuando la bendición de Kundalini Yoga llego a mi vida. Una bendición que supuso ser un auténtico tsunami.  Deje atrás el negocio familiar con el que tanto dinero había ganado y me embarqué en un nuevo proyecto empresarial acorde a mi nueva filosofía de vida, donde invertí todo mi dinero y más. Me hice vegetariana, empecé a formarme como profesora de Kundalini Yoga, me levantaba cada mañana antes del amanecer para dedicar las primeras horas del día al yoga y la meditación y poco a poco fui dedicando cada vez más tiempo a todo lo referente al yoga que a preocuparme por mi negocio y mi familia.

En ese momento me creía invencible, tal y como sucede en las primeras etapas del enamoramiento en las que te crees que la fuerza del amor lo puede todo. Hice mil formaciones y cursos,  emprendí mi proyecto personal de Yoga y cada vez tenía más claro que esa era mi auténtica misión de vida. Una vez más ese anhelo de hacer algo importante tomaba fuerza. Llevaría el yoga a los corazones de muchas personas y cambiaría sus vidas. Entré en una grave crisis de pareja, el negocio que mantenía a mi familia empezó a hacer aguas y mi marido cayó enfermo. Fue así como entendí que era el momento de dar por cerrada esa etapa y dedicarme plenamente a lo que amaba,  el yoga. Mi marido no tardó en encontrar un trabajo y traspasamos el restaurante por el que tanto habíamos luchado. Pero al fin era libre para hacer lo que deseaba, aunque tuve que pasar por situaciones muy duras.

A pesar de todo mi esfuerzo y dedicación a expandir las enseñanzas del yoga, económicamente no estaba obteniendo los resultados óptimos para cubrir mis necesidades. Así fue como entendí que había algo que debía cambiar, pero no sabía muy bien el qué. En ese instante se dieron dos circunstancias que ahora reconozco como cruciales en mi vida. La primera, el rechazo de la que hasta ese momento yo consideraba mi maestra espiritual. La segunda, la inspiración de una de mis alumnas para entrar en el flujo de la abundancia económica. La primera me mostró mi capacidad para ser la creadora de mi propia historia, de hacer algo nuevo y grande para arrastrar a otros hacia el éxito. La segunda me mostró las claves para poder lograrlo, me habló del método “Mente Millonaria” para cambiar los patrones del dinero y de su plan de negocio con Young Living Essential Oils.

Ahora por fin todo mi trabajo tiene sentido. Tomar la decisión de formar parte del Negocio de Young a Living no ha sido algo inmediato. Primero se encendió en mi la curiosidad de conocer el producto y le compré un aceite a mi alumna, el Thieves para aliviar los problemas de infecciones pulmonares de mis hijas.  Ahora hace de eso un año. Un año en el que he estado aprendiendo y experimentando los cambios en mi después de hacer el curso “Mente Millonaria” y “The Wealthy Marketer”. Tiempo en el que también he conectado con las enseñanzas Bíblicas y con la energía de María Magdalena como arquetipo del femenino sagrado que hay dentro de cada uno de nosotros. Tiempo de sanacion a nivel individual y de pareja, de la que me he visto forzada a separarme físicamente por motivos de trabajo. Esa separación me ha traído la confirmación de mi identidad como mujer divina, Infinitamente creativa y capaz de cualquier cosa. He recuperado mi estabilidad económica, me siento segura de mí misma y de mi trabajo pudiendo disfrutar a la vez de mi papel de madre sintiendome soberana de mi hogar. Por su parte, mi marido también se ha afianzado en su identidad individual acudiendo a la tierra de sus ancestros, está adquiriendo la conciencia de su capacidad para llevar adelante su propósito y está cosechando los éxitos del duro trabajo de los años previos. “Todo fluye como por arte de magia”, me decía en uno de nuestros chats.

Y es que el poder de los aceites esenciales de Young Living es tan fuerte que desde el momento en que decidí entrar a formar parte de este proyecto, he podido sentir sus efectos sin ni siquiera haber recibido todavía el primer Kit de productos básicos . Es como si al sintonizarme con su frecuencia a través de la intención, el pensamiento y el anhelo de pertenecer, todo ha empezado a moverse de una forma brutal en mi vida. O tal vez este era simplemente mi destino. Como os decía antes, por fin ahora todo tiene sentido. Desde que hice el curso “Mente Millonaria” he estado esperando a reconocer el verdadero negocio que cambiaría mi vida. Sabía que no iba a hacerme rica dando clases de Yoga, algo físicamente imposible por cuestiones de tiempo y espacio. Llevar el yoga a las masas con un modelo de negocio tipo “McDonald’s” me parecía algo impensable. Doy por hecho que el señor McDonald es Infinitamente rico, pero su modelo de negocio es sinónimo de baja calidad, precariedad laboral y fórmulas de fiabilidad sospechosas. Mi amor y respeto hacia el yoga no me permiten degradarlo de ese modo, por eso me dedico a enseñar en “Petit Comité” según lo que realmente siento. Pero los productos de Young Living si cumplen con todas mis expectativas de negocio.

  • Son productos de la más alta calidad y una empresa líder indiscutible a nivel mundial
  • Promueven un estilo de vida sano, feliz y prospero
  • Ofrecen una oportunidad única de negocio sostenible con ejemplos reales de éxito.
  • Me han dado la inspiración y motivación necesarias para emprender el proyecto hacia mi abundancia económica que tanto tiempo llevaba esperando.
  • Toda mi experiencia, aptitudes, formación y aprendizajes tienen sentido y dan forma a ese anhelo de mi alma de hacer algo importante para la humanidad.
  • He concebido el Método Esencia de Yoga para la Plenitud  para poner al alcance de todos las herramientas que poseo y hacerles partícipes de mi éxito mientras ellos también logran su propia abundancia económica y máximo bienestar.

Lo bueno de todo esto es que no es incompatible con mi práctica profesional como profesora de Yoga, si no todo lo contrario. Se complementan a la perfección, es más, estoy convencísima de que de la unión de ambas cosas va a salir algo realmente grande.

Eso es Esencia de Yoga y en eso se basa mi Método para la Plenitud. Esa voz interior que llevo más de 11 años siguiendo me dice que este es el inicio de algo maravilloso. Los tiempos están cambiando a una velocidad vertiginosa y no podemos pasarnos la vida por el carril de los lentos. Cuando estás en el flujo, viajas por el carril de los rápidos, reconoces las oportunidades cuando se presentan y siempre estás preparado para tomarlas.

“Si no estás siguiendo tu pasión, siempre estarás esperando una salida” T. Harv Ecker

Cuando te encuentras inmerso en un negocio o trabajo por el que no tienes demasiado interés, con el que no te identificas y que solo estás haciendo por dinero, sin vibrarlo desde el corazón, ¿sabes lo que va a suceder?

Siempre estarás subconscientemente esperando una salida. Entonces te pasas la vida en el carril de los lentos para que no se te pase, pero nunca llega. Créeme, se de lo que hablo, me he pasado así demasiado tiempo.

En mi próxima entrada te hablaré de ello, de cómo pasarse al carril de los rápidos y vivir apasionadamente haciendo lo que te gusta.

Hasta entonces, se feliz con lo que ya tienes. Todo forma parte de tu proceso.

Eternamente agradecida, para servirte

Maria Isabel Ariza

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s